batucada o batería


A diferencia del carnaval carioca, en el cual la batucada es un complemento de la música (Una orquesta más reducida, con cavaquinhos –4 cuerdas- y guitarras de 7 cuerdas) a la que acompaña con su ritmo, en el carnaval de Gualeguaychú en cambio, ambas son totalmente independientes. En razón de ello, en las comparsas locales la batucada no va junto a la orquesta, sino al final de la comparsa.
Por ese motivo, los bafles de la red que difunden la música de la orquesta, se van silenciando cuando se acerca la batucada, para no mezclar ambos sonidos. De cualquier modo, hay quienes no pueden evitarlo y son víctimas de esa mezcla: son los integrantes de la última escuadra, que al recibir ambos ritmos, de a ratos no saben cual bailar.
.

Inicialmente las batucadas eran de 80 o más integrantes y ejecutaban ritmo de samba. Luego fueron variando hacia uno mas fuerte y veloz. Todo esto ha generado una discusión: por un lado los que sostienen que se ha desnaturalizado su origen de samba puro, como lo era el célebre Canta Canta (Marí Marí ‘81) o de O’Bahía en sus comienzos. Por el otro, están los que sostienen los estilos actuales, argumentando que eso es lo que demanda el público.
Actualmente tienen alrededor de 30 integrantes. Los instrumentos son exclusivamente de percusión y no siempre coinciden con su origen brasileño, ya que allá se usa un redoblante diferente. Otros instrumentos brasileños que se usaron acá y casi han desaparecido son: la cuica (una especie de varilla adosada a un parche que suena al pasarle la mano con presión) y el agogó ( en forma de doble campana de distintos tonos) y los pandeiros que son, como su nombre lo indica, primos de la pandereta, aunque más sólidos y de parche más firme. Se baten con la mano y como casi todos estos instrumentos de percusión, emiten distintas notas según el lugar del parche (o borde) en que se los percute.
.

El ritmo de la batucada es marcado por los redoblantes y surdó. Las casetas, le otorgan brillo al mismo jugando con él. Estas tienen un parche chico que se bate con una varilla, simple o doble, cuyo sonido varía según la posición a la que se gire, ya que cambia la presión de los dedos en el parche. También están los repeñiques, que se distinguen de los redoblantes ya que aquellos llevan un tambor más alto y no tiene vibradores, por lo que emite un sonido más seco.
Pero los que verdaderamente marcan el ritmo de fondo son los surdó. A tal punto, que si el del surdó de pierde, se desajusta toda la batucada. Son del tipo de los bombos y van colgados para ser batidos con un caño, quedando el parche a la altura de la cintura. (Salvo que el ejecutante sea muy petiso). El surdó cambia de sonido según se apoye o no la otra mano sobre el parche. Según algunos, su nombre se origina en la similitud de su ritmo con los latidos del corazón.
Complementan el grupo, los sicuallos formados por múltiples rodillos que suenan al chocar entre sí al agitarlos con la mano. Suelen usarse también los recu recus, una especie de barra de madera hueca con ranuras que suena al ser recorrida.
.

Las batucadas son el cortejo que acompaña a la pasista para su mejor lucimiento. Enfervorizan al público y son el broche final del paso de la comparsa, por lo que su actuación si es exitosa, contribuye a dejar en el espectador una sensación final de gratificación y alegría. Para eso y ya que no acompañan a la música, van variando su ritmo buscando que no resulte monótono, mediante cambios que se denominan cortes o paradas. Los cortes y los contragolpes son previamente anunciados por el Director con una señal de la mano o el sonido de un pito y a la señal siguiente los distintos grupos inician o detienen su percusión, o bien cambian de ritmo. Se produce así como un dialogo o contrapunto entre los distintos instrumentos.
La calidad de la batucada se fundamenta en el ajuste de los grupos de instrumentos y en la sincronización con que se hace cada corte. Una buena pasista es generalmente un incentivo para los batuqueros y también a la recíproca.
Tradicionalmente las batucadas se ubican al final junto a la carroza de cierre. Sin embargo en 2003, una de las comparsas -Papelitos- colocó a su batucada en la parte central integrada como percusión con la orquesta.



@ artículo de Gustavo Rivas (Gualeguaychú / Argentina)


Gualeguaychú es una ciudad ubicada a orillas del río homónimo, en el sudeste de la provincia de Entre Ríos, República Argentina, a 230 km de la ciudad de Buenos Aires y a 25 km de la República Oriental del Uruguay.

Se encuentra en las coordenadas geográficas 33°01′15″S 58°30′38″O / -33.02083, -58.51056. Su población es de 76.220 habitantes (INDEC, 2001). Es cabecera y ciudad principal del departamento Gualeguaychú.

Sus principales actividades son la industria y el turismo, centrado en el denominado "Carnaval del País" considerado el de mayor envergadura en el país y de acuerdo a sus organizadores sería el tercero en concurrencia en el mundo . Desde 2006 la ciudad cobró mayor notoriedad a raíz del conflicto por la instalación de dos plantas productoras de pasta celulósica próximas al Puente Internacional Gral. San Martín y a la cercana ciudad uruguaya de Fray Bentos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

quiero probar para ver si llega

agapitos dijo...

Je peux dir que sont tres jolie
Very fine blog and photos
Agapitos from Greece
http://aeromodelling-agapitos.blogspot.com/